Madonna, la evolución del ícono irreverente de la moda